Nuestros asesores se especializan en crear y manejar capital a partir de recursos propios. Orientamos a los clientes a cumplir sus metas financieras de mediano y largo plazo.

Bonos de Costa Rica a un paso de ser más basura

 La calificadora de riesgo Fitch cambió ayer la perspectiva de nuestra calificación de riesgo de estable a negativa, algo que Moody’s ya había hecho un año atrás.

Hoy estamos a un paso de ser muy riesgosos para nuestros inversionistas, incluso muchos de los que invierten en bonos de nuestro país e instituciones públicas, no podrían hacerlo si en los próximos meses nos degradan más.


Hoy tanto en Fitch como en Moody’s somos nivel BB, considerado en el mercado para “Bonos Basura”, no grado de inversión (se da para capitales con grado de riesgo medio-alto, con posibilidades de no poder hacerles frente a sus obligaciones con los inversionistas).

Si se diera la rebaja, sería muy doloroso para la economía, principalmente para las tasas de interés que se verían presionadas fuertemente al alza, indican los expertos.

Hace cuatro años teníamos grado de inversión, pero hoy los mercados nos cobran en intereses esa aversión al riesgo, la cual podría empeorar o hasta cerrarse mercados, indican varios analistas.

“Nos dieron una reducción en la perspectiva de la deuda soberana externa de estable a negativa. Es algo que los mercados ya vienen anticipando y descontando. Sin embargo, los ojos de las agencias están en dos eventos, la primera, qué pasará con las elecciones y la segunda, cómo quedará compuesto el congreso, indicaron desde Grupo Financiero Aldesa.

El segundo punto es clave porque bajo el escenario de un congreso fragmentado, los acuerdos políticos para aprobar una reforma fiscal serán más difíciles.

“Dicho esto, si el país no logra avances en el primer semestre de 2018, nos podrían bajar la calificación BB a B y eso tiene fuertes implicaciones en materia de acceso al crédito al gobierno y la percepción de Costa Rica en los mercados internacionales”, explicaron analistas de Aldesa.

La perspectiva negativa refleja la menor flexibilidad de Costa Rica para financiar su creciente déficit y el incremento en la deuda pública que se utiliza para financiarlo.

Asimismo, el estancamiento institucional persistente que impide el progreso de las reformas para corregir el desequilibrio fiscal, explica el informe de la rebaja por parte de Fitch.

Las señales incipientes de exclusión de la inversión privada han aumentado los riesgos a las expectativas previas de que la economía permanecerá aislada del estrés fiscal, mientras que la dependencia del gobierno en el mercado de capital local para satisfacer sus altas necesidades de financiamiento enfrenta una mayor tensión.

Después de contraerse en 2016 por primera vez en cinco años al 5,2% del PIB, el déficit presupuestario del Gobierno central aumentó a un estimado del 5,9% en 2017.

Fitch espera que estas tendencias continúen en 2018 y que el déficit alcance un 6,2% del PIB.

Las proyecciones suponen cierto ajuste fiscal después de las elecciones de 2018 a través de una combinación de recortes de gastos y alzas de impuestos, aunque el calendario y el alcance de las medidas siguen siendo inciertos, ya que los intentos anteriores de reforma fiscal integral han fallado.

Las demoras prolongadas en abordar el desequilibrio fiscal de Costa Rica amplificarán los costos de los ajustes futuros y aumentarán los riesgos para el crecimiento, indica el informe de Fitch.

Se proyecta que la carga de la deuda, que representó el 44% del PIB en 2017 (neta de las tenencias de deuda del fondo de seguridad social), aumentará abruptamente en el mediano plazo.

El gobierno ha dependido fuertemente del mercado local para financiar su déficit, tanto más considerando que la autorización del congreso para la emisión de bonos externos expiró en 2015.

Un contexto favorable para el endeudamiento interno comenzó a deteriorarse en 2017, cuando el ajuste de la política monetaria ejerció una presión al alza sobre las tasas de interés locales.

Como resultado, el Tesoro Nacional enfrentó dificultades para recaudar fondos a mediados de ese año, como lo evidenciaron las subastas fracasadas y el ajuste de la liquidez, pero desde entonces ha validado las tasas de interés más altas que exige el mercado, indica el informe de la calificadora.

Se prevé que el crecimiento del PIB disminuya del 4,5% en 2016 al 3,4% en 2017, impulsado en parte por una fuerte caída en la inversión fija.

Las calificaciones de BB de Costa Rica son respaldadas por indicadores estructurales que son fuertes en relación con sus pares, incluidos altos niveles de ingreso per cápita, desarrollo social y estándares de gobierno.

Las calificaciones también se sustentan en el exitoso modelo económico del país centrado en las actividades de servicios y manufactura de alto valor agregado, que respalda el crecimiento sólido y las entradas de inversión extranjera directa.


LO QUE ES FITCH


Fitch Ratings es una agencia internacional que realiza las calificaciones de riesgo soberano, así como de grandes empresas, a nivel mundial. Junto con Moody's y Standard & Poor's, Fitch es una de las tres llamadas NRSRO (Nationally Recognized Statistical Rating Organizations).

* 2015

** aproximadamente

Fuente: fitchratings.com, fimalac.com


SIN SOLUCIÓN FISCAL ESTO SEGUIRÁ


Con un creciente déficit, el país seguirá enfrentado noticias poco alentadoras para sus finanzas.

LUIS DIEGO HERRERA

Analista económico
Grupo Financiero Acobo

El cambio en la perspectiva dado a conocer por Fitch obedece a la situación actual de las finanzas públicas (mayor déficit y mayor deuda) y a la falta de posibles soluciones a la misma. Además, indica la calificadora que su expectativa para 2018 es que el déficit continúe aumentando y el nivel de deuda también, afectando la inversión y el crecimiento por mayores tasas de interés. En consecuencia, con este cambio los inversionistas pueden percibir que las inversiones en Costa Rica sean más riesgosas obligando al país a pagar más por los recursos. Además, las líneas de crédito internacionales se podrían encarecer o disminuir, lo que afectaría al alza el costo de los recursos a lo interno de la economía. Modificaciones como estas son una señal para las nuevas autoridades y para los distintos actores políticos en 2018, respecto a la urgencia e importancia de buscar soluciones reales a la situación de las finanzas públicas”.

MAURICIO HERNÁNDEZ

Gerente Advisory and Strategy
Prival Bank

La calificadora Fitch se alinea con lo que habían realizado previamente las otras dos calificadoras. Por ello el mercado ya había descontado en los precios este movimiento. Lo lamentable es que Fitch indica que de no ser por el tema fiscal nuestro país sería merecedor de una calificación hasta BBB. La incapacidad del país en solucionar el problema fiscal se traduce en mayores costos de financiamiento, tanto para el Gobierno como para el sector privado costarricense. El aumento en tasas de interés impacta de manera directa la generación de negocios y el manejo de préstamos por parte de las familias costarricenses. Las mayores necesidades del Gobierno estrujan la disponibilidad de recursos para el sector privado lo que se va a traducir en menor crecimiento y menor empleo.

FRANCISCO GAMBOA

Director ejecutivo
Cámara de Industrias

El deterioro en la perspectiva de riesgo país de estable a negativa que se ha anunciado es preocupante. Venimos advirtiendo de esta situación y presentando propuestas de solución desde hace mucho tiempo y no se hace nada. Nuestra economía no se ha manejado bien. Debe ser prioridad para el presidente y diputados que asumirán en mayo, el saneamiento de las finanzas del Gobierno, pero con una visión integral que le entre al tema del gasto con valentía y al tema de modernización de los impuestos. Y el gobierno y diputados actuales deberían dejar algo avanzado en el tiempo que les queda.


BAJANDO


El riesgo de invertir en los bonos del Gobierno de Costa Rica ha estado creciendo en los últimos años, evidenciado por la baja en el descenso tanto del Rating (situación corriente) del país como en el Outlook (perspectiva hacia el futuro), de acuerdo con la calificadora internacional Fitch. La calificación es BB todos los años.

AñoPerspectiva
2014 Positiva
2015 Positiva
2016 Estable
2017 Estable
2018 Negativa

Fuente: Fitch Ratings

Noticia publicada en el periódico La República el día Lunes 22 de Enero

https://www.larepublica.net/noticia/bonos-de-costa-rica-a-un-paso-de-ser-mas-basura

JSN Nuru template designed by JoomlaShine.com